domingo, 20 de abril de 2008

Ese look chachachá

-...y acabando el concierto de Miguel Bosé le caemos Laura y yo a tu casa -amenaza Grissel, y consciente de que han de haber pasado al menos 178 días sin que un trapo se haya dignado de pasar por mis libreros y mi mesa (más vergonzoso hablar de las bolas de polvo en el piso, que vuelan como las pacas de heno de las películas campiranas de Gus van Sant), desde las seis de la tarde estoy recordando cómo era eso de la cubeta con cloro y maistro limpio y peleando con la escoba y el trapeador y la jerga negra de cochambre y resoplando porque las bacterias de cada plato y cada vaso piden un tratamiento sanitario especializado, y eso sin contar con las apacibles vidas de moho y fermentos que debo erradicar del refrigerador (seiscientos ecosistemas nuevos e insospechados en el interior de mi refri que podrían desaparecer: espero que ni se entere ni tome cartas en el asunto Greenpeace), hasta que imagino a Miguel Bosé, tan divino él, haciéndose el canchero y seduciendo con "ese modo de andar y ese look chachachá" y Laura y Grissel derritiéndose de encantadas en sus butacas de seiscientos pesos cada uno, y el tal sujeto diciendo que "si tú no vuelves no quedarán más que desierto" y el par de locas gritándole que siempre volverán, que siempre siempre que él se los pida volverán, mientras yo saco bolsas y bolsas negras de hallazgos increíbles, y ahora nezezito una mejicana que zuba a bailar conmigo y ellas diciendo yo yo Bosé yo yo mientras yo sudo el bofe de sacar las telarañas de los rincones y quedo casi asfixiado del polvo que cubre las obras casi completas de don Octavio, y Bosé felicitándolas por esa noche mágica, y yo resoplando por esta noche fatídica, hasta que decido: y tanto por ese pinche mono, y tanto para que lleguen y bajen del limewire toda la trayectoria del susodicho, y amargo de las injusticias de la vida dejo el piso a medio fregar, los vasos a medio desinfectar, respeto las nuevas vidas que se gestan dentro de mi refri y busco tras la ropa sucia (siempre sé que está detrás de las ropa sucia) el dvd de las Japaneses Hottiest College Dirty Girls y espero paciente a Grissel y Laura mientras contemplo ese modo de andar, ese look chachachá, y esas cejas...

8 comentarios:

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

de pronto tu imagen de rufian melancolico me la cambiaste por asendoso, claro a medias olvidaste enjuagar el trapo.

Profana dijo...

Entonces tu también tienes en tu casa cultivos para vender a la KGB???

... por algo me caíste bien, aunque no es agradable darse cuenta que uno tiene competencia, colega.

Slds.

Cynthia Ramírez dijo...

Si,bueno. La vida es injusta. Pero piensa que quizás Bosé no la pasó tan bien, a lo mejor en cada tertulia familiar Picasso, Visconti y Hemingway se lo traían de mandadero... [Ves! la vida es injusta]

Lear dijo...

Quizá algunas imágenes del "look chachachá" no hubieran estado nada mal (al contrario) para ilustrar el post y para generar más empatía entre autor y lector.

JHON BRANDO dijo...

Suele pasar, cuando una persona vive sola y decide ponerse en el papel hacendoso es sorprendente las cosas que puedes encontrar en tu casa. Vestigios de la fiesta de hace tres meses, de la noche de pasión de hace dos, verdaderas obras de arte literarias cuya supuesta perdida habíamos llorado, en fin, todo un conjunto de objetos que se hallaban perdidos, sepultados entre el polvo y las decenas de libros y periódicos apilados. Saludos.

“BUENAS NOCHES, BUENA SUERTE”

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

mmm creo que jhon brando se refiere al recuento de los daños

El Rufián Melancólico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Te faltó el epílogo, ¿es demasiado cinismo?