viernes, 6 de marzo de 2009

A él no le gustas tanto: a mí nomás me interesó la escena del Home Mart


1. Antes del debraye que sigue afirmo categóricamente: A él no le gustas tanto (Ken Kwapis, 2009) es más mala que pegarle a un niño chiquito. Y sin embargo:

2. Pero antes: ¿por qué es tan mala? Y antes de eso: ¿de dónde surge una película tan mala?

3. Primero la segunda pregunta: A él no le gustas tanto parte de una idea tan obvia como El Agua Moja o Trabajar Cansa: si uno no busca a una chica con quien antes tuvo un encuentro, es simplemente porque no le interesa. A los cazadores de trivias les gustaría saber que la "idea" se acuñó en el capítulo "Pick-a-Little-Talk-a-Little" de Sex and the city, cuando Jack Berger, el novio en turno de Carrie Bradshaw, le suelta a Amanda la genial perogrullada. Lo que la haría destacable es que rompe con el mito que afirma que mientras más rudeza muestra uno hacia una chica, más interesado está por ella. A partir del postulado se escribió un panfletito sentimental tipo ¿Por qué los hombres aman a las cabronas?, con variaciones sobre el tema y consuelos superacionales para las chicas de hoy. Quien quiera perder el tiempo, por acá viene un resumen harto ilustrativo. Pero la idea, además de boba, ni siquiera alcanza a ser enigma, paradoja, silogismo o sabroso sofisma mañosón. No hay mucho qué hacer con tan simplón postulado. Luego entonces:

4. ¿Cómo se llenan 129 minutos con tan escuálida base? Con una historia central (la de Gigi (Ginnifer Goodwin) y Alex (Justin Long)) en la que se desbroza cuasiacadémicamente la genial premisa, acompañada de otras historias románticas que son variaciones al tema. La idea se agota en los primeros diez minutos, el resto es un agregado de situaciones chick flick para reírse, identificarse, especular y atizar la guerrita de sexos tan sabrosa para el Starbucks.

5. La peli es mala por un error formal: combinar los postulados de la comedia romántica (guerra de sexos, los contrarios complementarios, la frase genial que revela el enamoramiento, baladas y baladas y baladas de los grupos del momento) con historias minimalistas carverianas sobre la Desolada Desolación. Salvo la historia de Gigi y Alex, el resto de los cuentos no hacen reír. Ni siquiera alcanza a tener argumento. Son agregados previsibles de tópicos manidos: la pareja en la que él no quiere casarse; el adulterio conversado (que inventó Woody Allen) que hace a los amantes aedos de su "delito"; amores no correspondidos; y el tema de moda: la preferencia del mundo virtual sobre el real para evadir la relación orgánica. Y casi todas las historias aburren. Y casi todos los divos del género (Jennifer Aniston, Ben Affleck, Scarlett Johannson, Drew Barrymore, Jennifer Connelly) languidecen en comodísimo tono menor. Y ahora sí: y sin embargo:

6. La historia menos adultescente; en consecuencia, la del tono más desfasado del total de la peli: Janine (Jennifer Connelly) y Ben (Bradley Cooper) llevan años de aburrido matrimonio. Se casaron porque ella lo pidió y él se creyó cobarde po rechazarla. Pero Ben conoce a Anna (Scarlett Johannson) y he se avizora el adulterio. Janine nunca lo identifica: está más obsesionada porque su marido ha vuelto a fumar. Él carga el remordimiento del sancho, ella apenas lo adivierte (y Scarlett es hermosa). Entonces ocurre que:

7. Supermercado tipo Home Mart. Janine y Ben compran materiales para adornar su hogar. Ben quiere llevar un piso laminado que aparenta madera, Janine se niega, argumenta que las cosas deben ser auténticas, no fingir lo que no son. Ben se siente aludido, toma fuerzas y confiesa que se ha acostado con otra chica. Y la pareja se mira y contiene el aliento. Ben se adelanta a la gresca y anuncia que esa misma tarde se va de casa. Janine le pregunta si no piensa enfrentarlo, salvar el matrimonio. Ben duda diez segundos, como ha dudado durante diez largos años.

8. Durante esos diez segundos ocurre todo lo que excede al chick flick, a la propuesta mediocre, a la realización convencional, a las incongruencias piteras: la pareja se mira, contiene el aliento, el Home Mart es indiferente, sus mundos se vienen abajo y se dispara la pregunta: ¿cómo una escena tan buena puede hacer más malo el total de la película? ¿qué ocurre cuando el cine rebasa al cine y dos personajes saltan del cliché y muestran su humanidad azorada? Ben acepta quedarse en casa. La pareja camina devastada por los pasillos del almacen. En una coquetería que escapa a guión, director, actores, puesta en escena, Ben posa con cariño la mano en la espalda de Janine.

9. Jennifer Aniston hace chistes Friends absolutamente rebasados; Scarlett es hermosa y se quita su ropa de gimnasio solamente para ser más hermosa; Drew tiene una secuencia chistosona que hizo reír a la sala; el final es una calca de los monólogos de Carrie Bradshaw. Ocioso contar más. Pero la escena de Ben y Janine basta y sobra para confirmar el milagro del cine superando al cine, la combinación venturosa de dos buenos actores, con una escena de rutina, que por azares del oficio y el descuido, alcanza a tener un ápice de Verdad.



15 comentarios:

fonema dijo...

Esta película era el estreno de moda cuando llegué acá, y la reacción de la mayoría de la gente es igual a la tuya: indiferencia total.
Curioso: en mi blog acaba de aparecer un post sobre las chick flicks que escribí hace un rato y dejé programado, y creo que tenemos visiones distintas, jajaja. Para variar.
Un abrazo con cuidadito, porque me sunburneé este fin de semana.

Lear dijo...

La película, creo que lo opine en su momento, es una mierda. Para lo único que sirve es para ver los abultados pechos de scarlett en la escena de la oficina. Lo demás es peor que meterle el pié a las muletas de un cojo.

NTQVCA dijo...

Bueno, la quería ver y ya me la contaste...aún asi la voy a ver, ¿quieres saber porque?, bueno, aunque no quieras, ja ja, cuando te rechazan, cuando no te llaman, no importa cuantas veces lo cuentes, no dejas de preguntarte y darle vueltas a la cabeza del porque?, ¿porque no lo logré?, ¿que fue lo que hice mal? ¿porque no me quiere como yo a él?, "voy a ver esa pelicula porque a la mejor ahi lo entiendo", es por eso que aunque sea mala, le paostarón con los actores de "moda2, el tema de la desolación querido, esta totalemnte de moda.

Defeña salerosa dijo...

Pus exactamente qué esperabas ver?

jejeje

Chale, yo le traía ganas, no más por aquello de la identificación con cierta escena del tráiler...

El Nahual dijo...

Me suena a pelicula de esas que te pasan en el autobus o en el avión, y sólo la ves para no aburrirte.

Jane dijo...

upss y yo que estuve ayer a punto de entrar a verla que bueno que la cambie por watchmen jeje

saluditos!

Anónimo dijo...

Yo la fui a ver, pero no me acuerdo de nada. Es que la Johansson está bien rete linda.....

Jolie dijo...

... y sin embargo posteó :P sobre tal...

Eutymia dijo...

Pensé que estaba buena (mínimo) para un chismorreo ligero pero cuando el exceso de clichés harta, está pa' llorar. Me pasó con 12 bodas, pensé que podría reír un rato y nel, hasta me molesté un poco. Me retracto de verla.

Invierno Funk dijo...

Creo que la mejor opinión de una peli es la que tienes hasta verla... asi que si para Rufián le pareció x, no tiene porque a ti parecerte x... en fin...

A mi lo que me pasa con las chick flicks... es que me duele el codo pagar un boleto de cine para ver algo chick fliquero... prefiero verla después en la tele... me gusta mas el cine para ver otro tipo de películas...

confieso que cuando estaba en la prepa... clickfliquear era la onda, porque ibas con las chavitas del asunción y era como para poner el mood de ligue... pero bueno... equis.. Como olvidar "la mejor de mis bodas" con adam sandler y drew barrymore....

la confesión mas fuerte es, que era fan de drew barrymore... y cuando salió la de por siempre cenicienta la vi dos veces... no mamars.... la de jamás besada era buena y tmb la de 10 cosas que odio de ti...

bueno ya... parece post

saludos

martin dijo...

¿¿no que ya se iba a poner bueno este blog?? ¿¿que pachó??

Latamoderna dijo...

Yo me reí muchísimo con esa peli. Estás muy amarguetas, necesitas reírte más.

Te voy a invitar a un maratón de chick flicks, inundada con ben and jerrys, para endulzarte la vida un poco.

Zape

Anónimo dijo...

Que buena onda ke nisikiera se identifiken por el tema... ese es el punto, talvez tendrian ke vivirlo para comprender el drama y sentimiento. pero si no lo conocenm Bien por Ustedes...

yo si...

Karen Padilla Casanova dijo...

Creo q a pesar de todo para las chickas es una pelicula muy buena, nos ayuda a entender cosas q anuauqe nos las digan a veces no queremos aceptar... eres muy amargado amigo¡¡¡ disfruta las peliculas¡¡¡

Borchácalas dijo...

Mira, que hace un par de semanas vi justamente un par de escenas antes y una escena posterior antes de cambiar de canal. Me acordé de un par de cosas pero mejor te las cuento luego.

Pero sí, la escena es demasiado grande para estar entre una escena de Barrymore descorazonada y la otra tipa ilusionada en una fiesta hablando de sus sueños con una pareja gay.