viernes, 23 de julio de 2010

Inception, de Christopher Nolan, o ps yo también creo que es una gran película pero antes necesito que alguien me la explique

Veamos, la película trata de los sueños y hasta ahí todo va claro. Resulta que por alguna tecnología que nadie explica -y por otro lado no hace tanta falta- un grupo de granujillas tipo Perros De Reserva se pasean por los sueños de la gente y por una corta lana les roban secretos de todo tipo. Eso le da chance al King of Di Caprio de balacear malosos y demostrar que ya puede poner cara de hombrecito. Quince minutos después inicia la película, cuando hay que inceptionar -¿inocular, sembrar, contagiar? En todo caso, los traductores, que son harto sabios, optaron por originar- una idea en los sueños del hijo de un ultrapotentado -algo así como Carlos Slim Domit y su papá- para que transforme su vida y debilite su emporio y entonces Ken Wanatabe pueda competirle y hacerlo papilla. Entonces Michael Caine, que desde sus últimas quince películas es muy sabio y coherente, advierte de lo peligroso de hurgar en los sueños de otros pero recomienda para la misión a Ellen Page, que como ya no trae su panzota de Juno está ágil y puede ayudar en la aventura. Luego Di Caprio y Page juegan a que yo soy Neo y tú eres Morpheo y se pasean por sueños muy surrealistas. Luego entran al sueño de Carlos Slim Domit con el resto de los gandules, y vienen hartos balazos y explosiones y correteadas pero creo que no importa mucho porque todo ocurre en los sueños. Pero entonces corren el riesgo de quedarse en el limbo, y todos tienen miedo, y por eso hay más corretizas, y encima de todo llega Marion Cotillard a atormentar a DiCaprio con canciones de Edith Piaf, aprovechando que le sobraron algunas de la peli La vie en rose. Luego están en una bodega. Luego se caen de un puente. Luego hacen esquí en un lugar con mucha nieve. Luego el hijo de Carlos Slim se cree el Ciudadano Kane y está a la búsqueda del rosebud perdido. Luego explican todo eso, y debe estar bien claro pero yo nomás no le entendí. Porque resulta que del sueño uno se van al sueño dos y luego al tres y luego corren el peligro de irse a un sueño más profundo, pero para eso deben eliminar a las proyecciones de los subconscientes de los malos y de los buenos que aunque sean buenos también pueden tener proyecciones malas, y además, qué chinga, están los recuerdos, y luego también, qué joda, diez minutos dormidos son quince años de sueños (como los perros), y hay efectos especiales, y elipsis arriesgadas porque lo obvio ps obvio que es obvio, y cuando alguno de todos dijo que si se brincaba del sueño profundo al sueño tres al sueño dos al sueño uno engañando a las proyecciones yo sentí mucha vergüenza porque lo único que se me ocurrió decir fue YA POR FAVOR.
Mi impresión es que uno debe tener doctorado en física y psicoparapsicología para entenderle a estas películas y la neta no tengo claro si me interesa estudiarlas. Desde las realidades virtuales de
Matrix quedó inceptionada (originada, insistirán los traductores) la idea de que la incoherencia psico-espacio-temporal rulea cabrón para las discusiones geek y hace parecer intrincado y polisémico un recurso narrativo más bien de molde: la acumulación de giros de tuerca que hacen de la sorpresa un recurso previsible, las identidades disueltas que toman sentido en Las Pequeñas Cosas De La Vida (como un trompo o... nonono, no les espoilearé la sorpresa (ja)), el riesgo de la subjetividad porque nuestro principal enemigo siempre está acechando desde nuestra mente.
Christopher Nolan había sabido hacer todo esto rebien: la reconstrucción de la memoria de Leonard (Guy Pearce) en Memento (2000) ha sido de los momentos más inquietantes del cine de los últimos años, y si algo ha resucitado a Batman -y con él al Joker, y a Dos Caras, y al Espantapájaros-, es la incómoda bisagra que rechina entre la ética del héroe, sus impulsos violentos, las psicopatologías de los villanos y la imperceptible frontera entre los esquemáticos Bien y Mal. Pero en Inception Nolan quiere consagrarse con una idea propia y logra, ciertamente, lo imprevisible: transformar en convención el asombro rococó, agotar el delirio mental hasta hacerlo impenetrable, gastar su afición por el laberinto hasta que, con todo y embrollo, a nadie le interesa escapar de él porque mejor nos evitamos la fatiga y además, ¿a quién coños le interesa entender la tesis de Nolan?
Inception representa la cúspide de este cine de suspenso que parte de los misterios mentales, y es la cúspide porque tras tanto derroche argumental las premisas se vacían y ya no importa, de verdad que no importa, resolver la ecuación del sueño uno y el sueño dos y el sueño tres. Los héroes de la película, tan clichés en su quesquehiperarchirecontranomamesquecabron complejidad, corresponden a este vacío y quedan huérfanos, a la espera de otro delirio psicoloquesea para volver a funcionar.
Dicen que Inception es la película de la década. Quizá lo sea. Lo bueno es que ya es 2010 y viene una década nueva. Porque tener otra cinta de aventuras -los morbosos les llamamos chaquetas- mentales, ps como que ya, ya estuvo, ¿no?

9 comentarios:

Rackve dijo...

Lo que pienso es que:

Inception= mediocremente buena.

Y admito que cuando escuche a Piaf rei demasiado.

Hermes dijo...

Tu relato me recordo al siguiente comic:

http://xkcd.com/657/

En especifico, a "Primer"

Fire_tony dijo...

Es buena y no es tan difícil de entender, sólo tiene algo de recursiva.

¿Qué tiene de complicado? A mí me gustó más que memento.

Lo único que sí no me gustó fue el final porque lo hizo para jodernos y no dejar nada claro.

La historia del hijo de Slim no es lo importante.

dèbora hadaza dijo...

Totalmente de acuerdo con Fire tony excepto por lo de memento.

no está dificil

la historia del hijo de slim es lo de menos, y ni siquiera sentí tan heroes a los heroes...

pero bueno no te gustó y ya

Lilián dijo...

A ver, podría extenderme siglos y siglos. Inception tiene tantas posibles interpretaciones y, al parecer, una sola correcta, que podemos pasar horas y horas discutiéndolas. Eso, creo yo, es lo MEGA chingón. Logró algo que Matrix no pudo: belleza audiovisual.

Lo que yo entendí de tu reseña es esto: "está tan pretenciosa y complicada que me da hueva ponerle dos minutos de tiempo y tantita concentración para entenderle: hueva".

Te lo mandé por DM. Lean esta reseña. La reseña de alguien apasionado por el cine que logra ver la belleza de Inception:

http://chud.com/articles/articles/24313/1/REVIEW-INCEPTION/Page1.html

Aquiles Digo, antes Jordy dijo...

Acabo de ver la película. Previamente había evitado conocer las opiniones de todo mundo sobre ella. Sinceramente creo que es igual de Palomera que The Dark Knight. No quiero decir con esto que sea mala, al contrario, es entretenida, o por lo menos para mí lo fue. Pero es falsamente interesante. O en palabras de mi amigo Bruno: es superficialmente profunda. Pareciera que la cuestión de los sueños es el pretexto para escenas de acción, balazos, caídas, golpes, puños, etc., que se llevan 70% de la película.

Lo de "es que la peli tiene tantas interpretaciones y he ahí lo cabrón" me hace sentido pero hasta cierto punto. De hecho, me recuerda a los fans de Lost "intentando" interpretar qué chingados signfició ese final tan pitero.

Creo que lo padre de la película es que sí te deja ideas sobre la circularidad, de que cada situación encierra otra más compleja, y que los recuerdos, la identidad, lo que sea vienen de "orígenes" insospechados. Pero de eso a echarte una mega-producción tipo James Bond (5 tipos matan como a 200 proyecciones) de dos horas de duración... pues... mmmm... no sé.

En fin. Está buena, pero tampoco es LA película.

StrayChild dijo...

Como dijo Fire_tony y Lilián, no es tan compleja; de acuerdísimo que la historia del hijo de papi rico no es lo importante.

El valor que le veo a Inception es que le da un giro interesante a las películas de acción; no se quién se atreva a decir que es LA película de la década. Es buena, es decir hacen interesante una película de acción, es todo.

Sé que sonaré hipster, pero si quieren ver una película profunda sobre el tema de los sueños, vean Waking Life. Fin.

Srita. Melancolía dijo...

Por fin la vi! La amiga con la que fui (comunicóloga y amante del cine) me explicó que chido porque Cronenberg y luego Salvatore y no sé qué más, pero a mí la verdad que no me gustó mucho (la película, la explicación de mi amiga sí estuvo chida).
Tiene ideas complejas (más bien: conceptos complejos, cuyo manejo es más bien facilón) y al final lo que me super cagó (predeciblemente) es toda esta idea terrorífica y horrible en donde SI importa la historia del Carlos Slim Jr. , en donde el fin justifica los medios, pero al mismo tiempo tiene que revestirse de sentimentalismos como los hijitos de DiCaprio para que uno se conmueva y no salga corriendo de la sala ante la espantosa idea de los "mercenarios de los sueños"... que luego les dicen mercadólogos, creo. En fin, yo diría que es mejor que el resto de la cartelera en este momento (lo cual no es muy difícil), y que ya sé que me fui al carajo con esto de la asociación entre sueños y capitalismo, pero es que neta qué miedo.

Ix dijo...

Tal vez si hubiera leído esta reseña antes de ver la película también le habría encontrado defectillos... pero bueno, a mí me distrajo suficiente...
Sobre el final, quizás sea útil este video...fue más o menos lo q quedo ja.
salu2.
http://youtu.be/7LC5GU28txs