miércoles, 9 de diciembre de 2009

The Friends Bang Theory



PRIMERA PARTE
Sí, pues, las series de TV son aspiracionales (wanabes, traducen quienes no le hacen al argot mercadishing), pero más complejo: no venden burdamente autos, tallas cero y detergentes, más bien sugieren espacios ideales (yo también quiero que mi depto sea como un plató), tiempos de feliz ocio y acostones de carcajada, clases de educación sentimental cada semana, borradores de proyectos de vida --lo que los retóricos llaman locus amoenus-- en los que de acuerdo, de carambola se venden mejor los autos, las tallas cero y los detergentes. Menos perverso y más persuasivo, no queremos tirarnos a Rachel Aniston Green (bueno, sí); queremos compartir su departamento y que entre gag y gag aparezca una buena friend suya que tenga ganas de participar en nuestra historia.
Describir la identificación de la banda con Friends es ocioso por lo obvio: los seis amigos maso atractivos, harto divertidos, desenfadados hasta donde sus traumas lo permiten, con novias y novios tan guapos como lo necesitan los patrocinadores del programa. Sus aventuras son estúpidas y sensuales (sigue ruleando el dicho de Lilians) y aun en sus peores experiencias consiguen la frase absurda que rompe en carcajada. Vivir como Friends era vivir en el limbo de las medias horas de risas, en la promesa de que la peor historia tenía un epílogo por lo menos surrealista, en la esperanza de que la llegada de un nuevo capítulo reforzaba el impulso vital en forma de humorada. Vivir a la Friends era vivir en un código relajado y distinguido: un café cercano a El Colegio de México se llama Central Perk e imita las tazas y los sillones de la serie. Cuando una amiga se mudó, antes de mostrarme su depto me llevó al bar que estaba a la vuelta: "Aquí podremos juntarnos todos y ser felices como los Friends". La historia real fue menos festiva, pero este post trata de risas grabadas.



Dos
Es fácil identificarse con Friends, la duda: ¿por qué ahora nos identificamos con los personajes, más alejados de nosotros, de The Big Bang Theory? Porque Rachel de mesera, Joey de aspirante a actor, Chandler con su empleo kafkiano que nunca sabía para qué servía, podían semejarse a los espectadores "comunes". ¿Pasaría lo mismo con unos brillantes físicos, con posgrados, lecturas especializadas y vidas -al menos en teoría- increíblemente aburridas?
Quien no conozca la serie, acá va un resumen: son las aventuras de cuatro amigos científicos (el físico teórico Sheldon, el astrofísico Rad, el ingeniero espacial Howard y el físico experimental Leonard), de costumbres nerds o geeks (que no es lo mismo pero es igual, diría el Silvio) y su vecina rubia Penny, aspirante a actriz que mientras tanto chambea de mesera. Y el formato es semejante (más erudito, de ejecución menos precisa) al de Friends: conflictos cotidianos, un romance latente, la exhibición y confrontación de los defectos, con el agregado de chistes científicos y de una cultura pop más bien ñoña (Star Trek, videojuegos, internet, comics). Contado así a muchos no se les antojará; al ver medio capítulo quedarán enganchados y ni recordarán quién diablos era Gunther. La explicación más simple: son muy graciosos el galancete frustrado de Howard, la timidez patológica de Raj, la inseguridad y el menoscabo de Leonard, y la gran creación, por lo brillante e insufrible, de Sheldon. Penny es el pivote necesario y eficiente, con el gran plus de ser rubia y hermosa (menos apantallante que Rachel Green pero a lo mejor por eso más asequible).
Pero esto no bastaría para explicar el éxito de los tbbt's; más sorprendente sería sugerir que estos científicos de mentes privilegiadas y enorme torpeza mundana, son el equivalente a sus espectadores: geeks hiperinformados pero poco diestros en sus interrelaciones sociales, educados para mantenerse en una niñez perenne, rutinarios y conservadores casi sin darse cuenta, de sexualidad hermética (uso el eufemismo para no especificar: monstruosa), más aptos para encontrar un torrent que el punto G.
Y no es que la generación 00 (¿la Y, le dicen?) esté formada de cerebros extremadamente vigorosos, como los tbbt's, pero la hiperinformación del internet la ha hecho mejor receptora (que no intérprete) de datos a borbotones, en detrimento de su experiencia callejera. La vagancia ahora se hace por internet y se le llama procrastinación. Cierto que estamos lejos del mito noventero del internauta como un ermitaño pestilente y perverso, la maduración de las redes sociales ha revertido el estigma y ahora es de lo más normal -hasta el punto de lo adictivo- transformar amistades virtuales en reales, pero también es cierto que el trato más cotidiano de la tecnología (y quizá, por extensión, la ciencia) recrea perfiles distintos a los del grupo Friends.


III
The Big Bang Theory es el triunfo de los geeks sobre los gandallas; la venganza de los nerds, que sonaba a farsa imposible (de ahí lo graciosa) en la película de Jeff Kanew de 1984, ahora puede proponerse como forma de vida anhelada por los veinteañeros. Si el posmodernismo de los años noventa desdeñaba la ciencia y por eso el paleontólogo Ross es constantemente ridiculizado por sus Friends, el gusto por la tecnología de los 00 hace el efecto contrario, y en TBBT la extraña es la vecina Penny, tan cerca del People y tan lejos del internet.
La Generación X de Friends hizo de la amistad un pacto eunuco que mantenía a sus personajes en una adolescencia constante; por eso la serie decae cuando aparecen los matrimonios y los bufones van asumiendo responsabilidades. La Generación Y de TBBT retrae a sus personajes a una infancia sabihonda, aunque al mismo tiempo impulsadora de la burbuja académica. A fin de cuentas, el locus amoenus aspiracional de The Big Bang Theory queda fijado: la existencia gozosa de los peter panes sabios, y la oda al geek (que ya estaba dado desde el internet y las redes sociales) como estilo de vida. El reflejo de una generación infantil e inteligente que ansía disfrazarse de Spock, darle a la comida tailandesa y tener jueves de comics. Por suerte, en la puerta de enfrente hay una vecina rubia que los reivindica. Y más importante: que es tolerante con ellos.

23 comentarios:

Fire_tony dijo...

No entiendo por qué nadie ha comentado aquí. Lo que sí diré es que estoy de acuerdo en lo que dices, pero he visto que mucha gente se siente identificada con los de TBBT y no son nada parecidos a ellos. Creo que, más bien, es la serie de moda y todos (gracias Dios) quieren ser como ellos.

Me despido con la frase que dije alguna vez en twitter y nadie peló: Yo era geek/freak antes de TBBT.

Botica Pop dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Botica Pop dijo...

Así funciona no? el comercial te dice: compra cocacola y serás feliz. Pero antes tenemos que ponernos de acuerdo en "qué es ser feliz"... y para eso está el contenido.

Supongo que tbbt es aún más aspiracional que friends. Porque si bien todos los amigos conseguían el trabajo de sus sueños, en tbbt los geeks esos son personas excepcionales de por si, con sus trescientos no se qué puntos de CI -entre los dos-. Y todo el mundo quiere ser especial, no? Sólo que, como no hay mucho que hacer con tu propio CI, adquieres entonces los accesorios (la compu). Guanabismo.

Por cierto en los noventas todos queríamos ser rockstars. Y ahora todo el mundo quiere ser emprendedor de internet. Sort of.

Lear dijo...

A mí me gusta TBBT, o más bien, me entretiene, pero sus personajes siempre me han parecido planos, lo que me hace pensar en el programa como una serie de dibujos animados, no porque todos los dibujos animados sean planos, sino porque usualmente lo son. Y no sólo por el hecho de que la rubia es tolerante con ellos, como dices, sino porque daría lo mismo lo que ellos hicieran para vivir: podrían ser banqueros, por ejemplo, y hablar de cuentas bancarias cuando hacen chistes sobre física cuántica.

Es cierto que por ahí está el tema de la instauración del modelo nerd, pero eso ya había sido bastante mejor exaltado en Freaks and Geeks, que plantea las mismas oposiciones que TBBT pero sin tanto cliché, por lo que además generaba empatía de manera más eficaz que en ésta.

TBBT me parece como un chiste, uno bueno; pero no tiene la carnita que sí tenía Friends en relación con la sociedad que imitaba/reproducía. O será que ya no hay carnita que imitar/reproducir...

Kentucky Freud Chicken dijo...

Yo sí me identifico con los personajes de TBBT porque he sido un geek -y amigo de otros geeks- buena parte de mi vida.

Es como si viera algunas de las cosas que viví repetirse en estos personajes y me gusta la sensación. Yo, como Fire_Tony, soy un geek antes de TBBT.

Tormentas dijo...

Te paso un artículo sobre Friends de un profesor mío de la licenciatura. El análisis es desde una perspectiva conservadora con la que no coincido mucho, pero igual vale la pena echarle un ojo:

http://www.istmoenlinea.com.mx/articulos/25312.html

Tormentas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tormentas dijo...

vaya, es mucho más conservador de lo que recordaba! olvídalo, honestamente no está muy bueno!

Chico migraña dijo...

A mi no me gusto en absoluto la serie, la e visto varias veces, para ver gente pretenciosa presumida y pendeja basta con meterme a la facultad de letras de mi universidad.

tazy dijo...

1) QUÉ BUEN POST

yo soy bien fan de la dos series, de hecho, después de friends me quedé sin serie favorita y fueron unos amigos tremendamente geeks que me mostraron bbt y no juegues, soy faaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan.

2) aunque suene bien baboso pero me cae que es más accesible la vida de tbbt que de friends, lo digo en serio: mis amigos geeks y yo tenemos noches de maraton, de cine, vamos a la fil y se burlan porque no sé distinguir una dell de una compac.

(dato interesante: penny usa mac porque es tonta y no quiere complicarse, y los genios usan dell y hp porque son "de batalla" y pueden armarla y desarmarla a su gusto... según esto)

en mi mundo, la vida de tbbt es más factible: somos ñoños viviendo en una esfera de dizque conocimiento.

PD: yo era admiradora y enamorada entera de ross y de chandler.

madreselvas dijo...

Muy bueno el análisis de las dos series, yo son fan de ambas y no porque me identifique con los personajes, sino porque me hacen reír y eso quiere decir que están bien hechas, los personajes de Friends están mejor dibujados, en BBT son, como dice Lear, un poco más planos, pero no por eso deja de ser una muy buena serie.

Cool Acid dijo...

Osea que por fin estaré a la moda? YAY!

kthxbye

Lilián dijo...

Mañana dejo mi sesudo comentario, pero no puedo dejar de apuntar que Penny NO usa Mac. Ella usa una Dell Inspiron 1420 de color rosa. Repito: Dell Inspiro 1420 rosa, a la que le fregó las teclas por echarle yogurth, Coca light y miel.

El único que usa Mac (y de hecho es MacBook Pro) es Raj. Supongo que porque chatea por el iChat bien chingón con sus papás en Nueva Delhi.

-Ora que porque alguien usa Mac es tonto no deja de ofenderme, señorita Tazy. Inserte ojos furibundos: ¬¬

tazy dijo...

En los primeros capítulos de la serie Penny usa una mac. y la afirmación no la hice yo, la leí en una revista medio geek (que meprestaron mis amigos geeks) que hablaba de unos modelos nuevos de la Dell (sobre todo porque se supone que la compu de Wolowitz es una fregonería... supongo que era una dell precisamente).

esa idea de que las mac la usa la gente que no sabe computadora la he visto también en los cartones de PhD comics, sobre todo uno en donde quieren poner pc's en la universidad y quitar las mac, a lo que la gente de humanidades y ciencias sociales casi lloran por el caso, mientras que los ingenieros lo ven como una necesidad.

ojo, esa NO es mi opinión. yo sería feliz con una mac... o con cualquier computadora que no implosione cada vez que escucho música

Lilián dijo...

P-p-pero la revista geek está en un error. Penny nunca usa una Mac. Podemos revisar los episodios para comprobarlo.

Ahora, el asunto con las Mac es más bien positivo: si la gente "que no se complica la vida" las prefiere es porque... no quiere complicarse la vida. Un niño que jamás ha usado una compu aprenderá primero a usar una Mac que una PC, es un hecho.

Pero ya, esto sólo demuestra que hemos visto demasiado TBBT.

Malakatonche dijo...

Reasertando la teoría del primer comentario: todos se identificaban con Friends y ahora lo hacen con The Big Bang Theory por pura y llana tendencia.

Los nerds son los parias de los años 80 y 90 en la cultura gringa; el presagio que indirectamente vaticinó la parodia La Venganza de los Nerds se consolida cuando entramos a la era de la información: los empleos mejores pagados no son para los que ostentan personalidades avasalladoras, sino para los que son capaces de hacer funcionar este nuevo mundo informático.

El sueño de dreamjob en New York deja de ser creible cuando se estrenan series de televisión más complejas -LOST, por citar aun clásico-, el cine gringo se queda atorado en un loop de remakes y de pequeñas grandes fórmulas que dan paso -y hacen resaltar- producciones de todo el mundo, que ahora tienen mejor acceso por la demanda del publico aburrido y la pobre oferta hollywoodense.

Pero cuesta más trabajo entender al nerd o geek cuando se vuelven trendy: todos quieren serlo y no saben porqué, ni qué es exactamente y "tienenunosequé".

Nerd es el inteligente e impopular bicho raro de las últimas décadas del siglo pasado norteamericano, una figura inexistente en la sociedad mexicana de la época porque en los noventa los parias no son los cerebros - que normalmente gozan de éxito social- sino lo que ahora se conoce como tribus urbanas: los darketos, los eskatos, etc.

México comienza a tomar conciencia del nerd hacia finales del siglo, cuando comienza la transición al políticamente correcto geek -término que originalmente significa fenómeno de circo-, y comienzan a replantearse los esquemas y paradigmas sociales: repentinamente los nerds ya no son perseguidos, de pronto "tener un amigo geek se vuelve sumamente útil", cuando las becas de MIT vuelven a los descastados en héroes nacionales.

Los niños genios comienzan a aparecer en horario estelar, la mercadotecnia comienza a centrar sus esfuerzos en esta nueva clase laboral altamente especializada y económicamente desahogada, y aunque todos quieren y se sienten identificados con los geeks, pocos son los que poseen los atributos correspondientes, entre ellos el negativo: la inhabilidad social inherente, aquello que eventualmente se identificaría y diagnosticaría como Síndrome de Asperger.

Y esto es lo que tenemos aquí: geeks soportando la gordez de ser venerados y miles de millones de mocos@s de tribus en abierto y descarado pouserismo, suponiendo que ser extremadamente conocedores de un tema los convierte en geeks.

No es difícil imaginar porqué TBBT da un golpe frontal al nervio del consciente colectivo gringo: los geeks siguen siendo nerds, los problemas que tienen que enfrentar no son persecución y segregación, sino dejar de lado los clichés y matar la bandera del paria para madurar, para caer en la cuenta de que también tienen su corazoncito y son personas que sienten, aman, dicen lo que piensan y que no necesitan a una geek para alcanzar la felicidad, sino a otra persona con su propio set de problemas, como el personaje femenino de esta comedia que también es víctima de otro paradigma: la rubia que es mesera y aspira ser actriz, y que contrariamente al esquema establecido, no es una reverenda bruta.

Y mientras todos remontan su "derecho geek" a algún punto lejano del "trend" para deslindarse de "las tribus pousers" me remito a reflexionar: un geek no necesita identificarse y mostrar su medallita, simplemente es y vive día con día con la cruz que le tocó cargar.

Ya, a lo que sigue, hablemos de tetas y nalgas y porqué las chicas ven futbol.

Sabandija dijo...

Estoy de acuerdo (sé que no importa en lo más mínimo estar o no de acuerdo, pero es que viene una pregunta) con la exposición que presentas, pero aún así no resulta claro por qué ha tenido tanto éxito. Y a lo mejor el chiste es que no está claro, ni para los que la vemos y nos gusta.
Por ejemplo ¿a poco los gringos entienden tantas pàlabras rimbombantes y científicas que dicen los personajes a la velocidad del rayo y en frases larguísimas, y de las cuales dependen las gracias que provocan las risas grabadas?

Malakatonche dijo...

Porque, bajo el correcto estímulo correspondiente, todo el mundo es capaz de absorber lo que sea; cuando alguien sigue un trend, invariablemente siente la necesidad de empaparse con la jerga, los términos, las frases de uso común, etc.

Ahora, no me digas que no has visto a pousers reirse de bromas que francamente no entienden, de entrada eso no es un impedimiento; por otro lado, a mi parecer no siento que la jerga científica usada sea tan elaborada que requiera que los espectadores googleen en busca de referencias, eso y el hecho de que la cultura general del gringo si es más amplia que la de uno de cada tres mexicanos, no pun intended.

Latamoderna dijo...

Una pregunta...
¿la serie tbbt tiene fans adolescentes?
Lo ignoro, por eso lo pregunto.

Pero no conozco a nadie que no diga que Sheldon rules...

jajajaja

A mí me divierte mucho, pero con Friends era distinto, será que había más identificación, o no sé, tantos años conellos lo hicieron especial.

En fin, saludos.

SEÑORITA ECHAGARAY. CON "A", NO CON "E" dijo...

aaaamo the big bang theory...
y yo queria ser siempre tan feliz como las gilmore girls, y ser flaca y sin celulitis como ellas, aunque tragaran como cerdas

Sara dijo...

Pues estudio en un centro de investigación en matemáticas y The Big Bang Theory es como una religión...

Maratones de días viendo las temporadas, con gente que le encantan los chistes que sacan o le buscan errores a los detalles técnicos.

Así que no sé en general, pero al menos en el ambiente que de algún modo debería sentirse identificado vaya que funciona.

Saludos

Luisz dijo...

Buen día, me presento:

Soy editor de una revista nueva que saldrá al mercado el próximo febrero. Es una publicación mensual de distribución gratuita enfocada en publicar masivamente (en la Ciudad de México en un principio) los mejores posts de blogs mexicanos.

Entre nuestras secciones, hay una dedicada a reseñas de películas o series de televisión.

Y en ella nos interesa publicar tu entrada: The Friends Bang Theory


Espero que te interese y puedas darnos tu autorización para publicarla, con el debido crédito y fuente por supuesto. Me pongo a tus órdenes si tienes preguntas o comentarios.



Saludos.


luisz@blog-me-do.com.mx

Itan dijo...

Blog me do me trajo para este lugar...

Muy buena narrativa, me gusta bastante!!!

No se si Friends sea mejor que TBBT o visceversa, ambas series me gustan, aunque realmente se me hace un poco mejor ( a mi muy humilde gusto) TBBT... es como un pequeño paso evolutivo en la comedia.

Friends me gusta, pero hay personajes medio planos y los demas realzan la serie... lo cual dio resultados por bastantes años...

No se, cuestion de gustos...

Felicidades!!!!

Me pasearé mas seguido por aqui =)