viernes, 17 de abril de 2009

Voy a escribir una novela

Hace unos años le hice una entrevista a Cuauhtémoc Pérez Román, presidente de la constructora de viviendas Urbi. Me cayó muy bien, tenía anécdotas, puntos de vista y conceptos diferentes del resto de los vivienderos. Sabía narrar su historia con emoción y detalle, como los buenos cuentistas. El momento que más me estimuló de su cuento, fue cuando junto a otros tres compadres decidieron fundar Urbi. La fundaban desde filosofías empresariales y esotéricas de lo más raras; combinaban el aprendizaje formal de administración de empresas con otras ideas, más bien ingenuas, que se crearon entre ellos. Pero decidieron fundar, y decidieron darle peso a esa fundación. "Decidimos que nuestra empresa en diez años debía ser líder regional", me comentó Pérez Román. "Y para asegurarnos que así sería, fuimos con toda la gente que conocíamos a informarles que íbamos a hacer una empresa líder".
¿Por qué fueron a contarlo a la gente? ¿Por qué no se quedaron con el propósito íntimo? ¿Y luego, si no les salía? Pues ahí estaba el arriesgue. Decirse a sí mismos: vamos a hacer la empresa viviendera más importante del Noroeste, era contarse un chiste que se festejarían entre ellos. Informárselo a todo mundo -familias, compañeros de estudio, competidores, medios de comunicación, meseros de restaurante, mariachis- era fijar un compromiso que los obligaba, lanzar una estupidez estrepitosa que los ponía de a pechito para que la gente los tildara de imbéciles y ellos debieran enfrentar la incredulidad apretando el paso a su propósito. "Tenía un poco de abismo, pero arrojarse al abismo era lo que necesitábamos". La empresa creció, logró sus propósitos, los imbéciles adquirieron respeto y agreguenle más cursilería al final del cuentito empresarial.
Todo viene a cuento porque las cosas se han estado moviendo para que yo lancé una bravuconada de ese tipo. Decirme al espejo que voy a ponerme a escribir una novela es sumamente estúpido, como de escena final de Los años maravillosos. Escribirlo acá es muchísimo más estúpido aún. Es estimular un escarnio ingenioso y altisonante por parte de los tres lectores y medio de este congal. Pero quiero comprar la fórmula de Pérez Román: soltar la insolencia, comprometer la duda y enfrentarla con una libretita de hojas blancas y pluma (no Lilian, no copio nada de nadie, yo ya escribía así antes de entrevistar al Diablo Guardián).
La bravuconada pública es que me voy a poner a escribir una novela. Las circunstancias son pésimas: debo entregar varios textos para el lunes siguiente, debo coquetearle a mis editores jefes para que me den más chambas y mejor pagadas, debo esconderme del SAT porque no estoy en circunstancias económicas favorables como para pagar los supositorios anales de Felipe Calderón. Pero esos ambientes son los adecuados para las consignas idiotas, luego entonces, la consigna hecha está.
Mientras escribo por acá me quedo pensando por qué justamente en este blog lanzo la bravuconada. La respuesta es obvia: porque este congal ha sido el espacio de ensayar escrituras, de recuperar tonos, obsesiones, habilidades. También porque desde acá he hecho cuatro que cinco amistades importantes, que deben ser los primeros en manifestar su incredulidad. Ya sé que muchos otros amigos ajenos al blog se encargarán de agregar escepticismo por otras vías. Es lo que necesito. Ya no sé cómo meter la siguiente sentencia, entonces que vaya fuera de todo contexto: este espacio ha sido un lugar de reconstrucción y por eso me es importante (me encantaría ser una niña de 18 años que usa templetes rosas para poner cándidamente: gracias querido blogcito).
Hay una historia de desaprendizaje entre un mal maestro y un pésimo alumno, una galería de muppets nihilistas que inventamos con Martín, una anécdota vergonzosa durante el terremoto de 1985, una relación perversa entre una cronista cute condechi y un dibujante desencantado que deben trabajar juntos en La Alameda. Alguna de esas historias crecerá y será un mamotreto superior a las doscientas cuartillas. De ese tamaño es la bravuconada. ¿Fijar tiempos para hacer el contrato más tenso? Debo iniciar 2010 con alguna de estas tonterías encuadernada.
Para quitarle solemnidad a la presente redacción, también confieso que me duele la cabeza, que tengo la casa hecha un desmadre y que peco de ingenuo (¡atento, Aguillón!) porque confío en el Vasco Aguirre. Lo que sigue es incertidumbre: apenas publique la entrada seguro vendrá la angustia. ¿Y ahora cómo chingados le hago? Venga la angustia.

28 comentarios:

Danke dijo...

Venga Rufián, menos crema a los tacos y mas tinta a la hoja. Que seguro el ejercicio de escribir tu novela sera grandioso. La esperaremos.

Chale te leo seguido y nunca había comentado.

SalU2

Lear dijo...

Ya era hora, chingao.

Rafael Merino Isunza dijo...

¿Para qué esperar al 2010 si está en corto mayo del 2009? A darle que es mole de olla.

Don Isteri dijo...

Va.

JHON BRANDO dijo...

Pues a picar piedra Don, no queda de otra. Aunque se vaya de rodillas a la villa y se le lleve una docena de rosas carísimas a la virgencita, las cosas no caen del cielo. Hace unas semanas me enteré que el editor de conocidísima revista de ocio donde alguna vez tuve la insensatez de “trabajar” publicó su opera prima. Lo que se consigue a base de influencias, palancas y demás nunca ha tenido valor para muchos. Se necesitan mentes como la tuya, frescas, irónicas, sarcásticas, cero pretenciosas, sin miedos. La gente ansia leer el libro de alguien terrenal que no se prostituye ante los rapases intereses de los monopolios editoriales, un sujeto con el igual puedes tener una buena charla, compartir asiento en el sistema de transporte proletario, hasta tomarte unas chelas en la peor cantina de amanecida de la Doctores. Tengo el mismo sueño y comparto tu ambición, pero lo que nos diferencia es que a mí me falta camino por recorrer, madurez profesional y depuración de técnica, sin embargo, me mantengo enfocado en ello que algún día ha de llegar.

A veces es muy cansado y poco fructífero el tocar miles de puertas sin obtener respuesta, pero el chiste de esto es no dejar de hacerlo. Hoy me atrevo a invitarte a que te arrojes cual kamikaze por aquello que realmente deseas; miéntale la madre al mundo y hazle el amor al destino. Este comentario ya está pareciendo texto de Gaby Vargas entonces mejor me largo. Saludos.

“Buenas Noches, Buena Suerte”

P.D. Odio a mi editor en jefe…¿Quién no lo hace?

P.D. 2 Sé que tal esto no te importe, la verdad no debería, pero considero que este blog es de los pocos que he conocido por los que vale la pena doblegarse ante el imperio Slimhista (¿existe esa palabra?) pagando una conexión de internet.

Invierno Funk dijo...

wow, me enchino la piel leyendo el post. Gracias por compartir la reflexión me parece formidable. Me movio mucho el tapete.

Si puedes hacer novela con la emoción e intensidad de este post... te quedaras con hartos corazones y cabezas.

Enhorabuena y buen camino peregrino... te mando un abrazote

dèbora hadaza dijo...

venga la angustia

El Muñe dijo...

Ya te estabas tardando... Me dará gusto leerla.

jess dijo...

Un privado.
Una sala de espera con seis asientos.
Un cubículo con dos computadoras.

Así era cuando yo llegué a la oficina.
"Jefe, usted tiene el talento, la astucia, la vocación, la buena estrella, el conocimiento y la sabiduría.... yo únicamente la intención de mejorar esto."

Ahora, después de siete años y medio somos,
Dos privados.
Una sala de espera con 14 asientos.
Un privado entero para archivo y una computadora.
Otro privado de proyección con dos computadoras y una lap.
Mi compu y mi lap.
... y estamos pensando hacia dónde ampliarnos en unos tres años.

"Trabaje con método y constancia. Y espere su turno."
Francesco Carnelutti.

Yo también estoy escribiendo una novela, el día que cumpla 47 años voy a leerla en Bellas Artes, o contarla a mi hijo Maximiliano.... o si me va bien, puedan unirse ambas condiciones.
Sólo que mi novela, va dirigida a otro público.

Nos haces saber la manera de adquirir tu obra literaria.

Saludos!

MAAG dijo...

The whole problem with the world is that fools and fanatics are always so certain of themselves, but wiser people so full of doubts.Bertrand Russell

Enhorabuena, has dado librado ésa pimer barrera. Adelante con el proyecto: lo esperamos desde ya.

Saludos cordiales,
MAAG

PS. No pecas de ingenuo por confiar en Aguirre, sino por querer llevar con ello la penitencia de su Selección.

MAAG dijo...

NB. Ese dado está de más.

Cazador de Tatuajes dijo...

Mi héroe, chingao.

Emilio dijo...

A mí me hubiera gustado escribir este post, más que todos los otros, que también me han gustado tanto, porque no es cínico, ni agudo, "ni cagado", ni deconstruye nada. Tiene simplemente arrojo, y es muy estimulante.

Lilián dijo...

Lo que me sorprende no es que la escribas, sino que no lo hayas hecho hasta ahora. Eso es lo verdaderamente sorprendente, con todo tu talento.

Ya sabes que yo la estaré esperando relamiéndome los bigotes metafóricos.

Anónimo dijo...

siempre hay que cantar el tiro, si no no se calienta uno para las trompadas

lo que no se dice no existe.

pues como dicen mis alumnos: venga papa

Profana dijo...

Yo sí lo creo!

Latamoderna dijo...

Chop Chop, move those fingers now...

A poco también eres fans del Diablo Guardián? Ah, qué diferentes que somos... jajaja. Me cae bien, estuvo chida. Nomás chidilla.

En fin. Ya veremos si me vuelvo fans tuya o nos seguimos peleando.

Pero ya, ¿para cuándo el resultado?

Jolie dijo...

Este post esta bastante sensato. Me gusta lo sensato el escribir una novela supongo que para muchos de sus amigos y algunos editores que tendrá que convencer seguro pensarán que en estos tiempos no sea prudente pero yo no creo que sea tan estúpida la idea porque a veces arriesgarse es lo que falta a pesar de todas las cosas o las opciones que nos limiten. Estar consientes es bastante sensato no hay que avergonzarse de donde anduvimos pisando, tocando puertas y claro aguantando a editores o jefes que apenas creen en arriesgarse junto con nosotros por una buena y genial idea.

Mire Rufián yo lo admiro desde antes pero a mi no me gusta lo rosa y ya no tengo 18 años, pero tengo un blogcito que asi aun con escepticismo me ha ayudado a liberar mis demonios aun cuando alla algún insensato que me conoce y se sonria cuando me espie, ya al opinar puedo decirle lo que quiera aun cuando se lea insensato como escuincla de 18 años imaginarme que leo a Gardel no suena insensato ahora que escriba una novela es justo lo que me faltaba para completar un episodio que hace tanto no disfruto de los años maravillosos aunque puede que haya escenas finales estúpidas.

ahora sobre el futbol no se nada sobre esos mercenarios lo insensato es que yo solo los veo cuando salen a correr en shorts cortos y claro doña angustias seguro que vendrá a jalarnos las orejas a ambos pero hay que arriesgarse

jaja

Tumeromole dijo...

Hasta para ventilar los grandes propósitos, se necesita un poquito de credibilidad... No es lo mismo que se rían y te den el avión; a que se carcajeen y te digan pendejo... eso creo.

En este caso, ninguna de las dos. Se lee bastante convincente tu asunto. Éxito.

extemporáneo uno dijo...

¿te presto mi diccionario?

Alberto dijo...

¡Éxito! Y felicidades, y un gran abrazo. (Y ya era hora. :P )

The fool dijo...

Felicidades, mi querido Rufián.
Ya estamos poniendo a añejar los vinos del festejo, pq sé que le saldrá algo bien afiladito!
Abrazo
... Usando tu mismo razonamiento, supongo que tendría más probabilidades de éxito si escribo un post llamado 'voy a dejar de irme de cuernos a sus abismos'

Sergio Alejandro Aguillón-Mata dijo...

ah, pues yo todo solidario VOY A LEER UNA NOVELA, qué te parece. pero no sé cuál, no he comprado libros últimamente porque según debo hacer una tesis. sólo tengo a la mano las que he aventado contra el muro de los libros que me desesperan: the border trilogy--por-len-ta-ein-ter-mi-na-ble (aunque sí es buena, la neta)--, el portero (no es futbolera, ojo) y la pocha the brief wondrous life of oscar wao que me dio pena con todo y su pulitzer o quizá un poco incluso por su pulitzer--y lo que implica. también podría releer summer in baden baden, mi obsesión desde hace ya casi medio año. o quizá me vaya a dormir. un abrazo.

bien por lo del vasco.

NTQVCA dijo...

Voy a considerarme el medio de tus tres y medio lectores.
Publicar tu bravuconada?, ¿que más valor puede tener eso que lanzarse de verdad al ruedo?
Ya tendrás aqui a tus lectores, que como puedes ver son más de tres y medio, para lanzar porras o recordarte tu objetivo.
¡Que gustazo!

Job Meneses dijo...

Me recordaste cuando te alquilabas de emo mal pagado, alguien nos dijo escribir es valor y valioso, el ir a ese universo mente por lo tuyo
saludos

Jolie dijo...

oiga me di cuenta que sin querer le escribi un pr;ologo. pero disculpe que me dio muchismimo gusto saber de su proyecto

saludos

Cynthia Ramírez dijo...

Eso! Novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela [Sin angustia ni presión claro, pero...novela, novela, novela, novela, novela, novela, novela!!!

Defeña salerosa dijo...

Tu post es motivante. Lo fue para mí, lo es mucho más para tí.

Cuéntame entre los lectores y compradores de.

¡Me da muchomucho gusto!