lunes, 2 de febrero de 2009

Solidaridad mexicana

¿Ya les tocó la interrupción en la tele de los juegos de futbol, del Superbowl o de cualquier otro programa de su interés, para obligarnos a ver en combo un trío de comerciales de partidos políticos promoviendo a sus candidatos a legisladores? Y lo sorprendente es que esta macroestupidez ha conseguido lo que no se había logrado en cerca de tres años de polarización política: que todos los mexicanos, adeptos a López Obrador o a Calderón, nostálgicos del PRI o vanguardistas de los partiditos, nos unamos sin la menor duda a cambiar de canal, durante los mismos tres minutos que dura la intromisión. En consecuencia, en muchos se está reafirmando la decisión de no votar por absolutamente nadie en los siguientes comicios. Lo maquiavélico del plan es que entonces las legislaturas se decidirán por votos duros, porque la gente sin intereses o pasiones políticas específicas mostraremos nuestro repudio a la clase política con una vigorosa abstención. ¿Así es el plan, no? ¿Y cómo beneficiará a los partidotes y a los partiditos? ¿Cómo se repartirán los cotos de poder gracias a esa flaca caballada de votos que lograrán, por todos los que estamos irritados por sus ostentaciones de prepotencias?
Me recordó alguna de las campañas contra el abstencionismo de las elecciones pasadas, que tenía un lema infame por lo bienintencionado: "Si no votas, cállate". Y me recuerdo que mi amiga Rosa y cuatro que cinco amigos suyos más, se inventaron unas playeritas con las que asistieron a un concierto de rock auspiciado por ese lema. Sus playeras decían: "No voto y no me callo". La cuestión sería: ¿cómo se participa políticamente sin participar partidistamente? ¿Cómo hacer el juego cívico/político sin hacerles el juego partidista?
Una medida inútil pero espontánea está siendo cambiarle de canal a la tele cuando aparecen estos comerciales (¿hay forma de medir cómo baja el raiting durante esos tres minutos, un indicador que muestre lo que está ocurriendo en cada casa cuando ocurre esto?). Lo interesante sería saber si se puede capitalizar ese repudio en otras formas de organización que no tengan que ver con el "ingenio" de los partidos y el IFE. Lo preocupante sería que esas formas de organización en realidad se conviertan en tribus anárquicas. Si para algo servían los partidos, era para contener, dar cauce, representar los intereses de los distintos sectores del país. Pero ahora, que de representación genuina no tienen nada y que se han convertido en los enemigos a vencer, ¿quiénes ocuparan sus sitios?
Esto es menos realista y más cabalístico, pero también me preocupa que viene el 2010, y el simbolismo de los años 10 en la historia mexicana es fuerte, y hasta parece que los gobernantes y los partidos están abonando con entusiasmo para que en el siguiente año patrio sí pasen cosas. La ley antitabaco, el toque de queda alcohólico, las sutiles promociones de imagen (pienso en Ebrard y Peña Nieto), todo eso nos está irritando. ¿Nos quieren irritar? ¿Para qué? ¿Para los festejos del 2010? Ya sé que esto suena fumado por lo simbólico, pero los símbolos también son importantes.
Por lo pronto, los partidos y el IFE lograron lo imposible: la unión, la solidaridad del país, hasta antes atomizada: todos prestos a cambiar el canal de la tele. ¿A qué otras formas de solidaridad nos van a obligar?

8 comentarios:

JHON BRANDO dijo...

Coincido completamente. Hubiese preferido ver a las porristas moviendo sus pompones que esos comerciales que repitieron hasta el cansancio. Hablando de “solidaridad mexicana” y de políticos le invito a que en mi último post escuche mi más reciente entrevista a uno de los más destacados intelectuales de este país el cual expresa todo eso mejor que nadie. Saludos.

“BUENAS NOCHES, BUENA SUERTE”

Gatusa dijo...

Si pero aqui hay un elemento importante. Hoy el IFE responsabilizo a las televisoras por interrumpir la programacion en lugar de usar los comerciales y lo hicieron para provocar reacciones desfavorables al proceso, como la tuya, para responsabilizar al IFE, los partidos, cuando son las televisoras que están enojadas porque perdieron sus millonarios contratos gracias a la reforma del 2007. Es plan con maña, totalmente.

Générique dijo...

No causan la menor gracia dichos comerciales y los pasan cualquier cantidad de veces ¿no? Mira que yo veo poca televisión y ya me tienen verdaderamente harto.

En fin, esto va a durar sólo unos cuantos meses ¿correcto?

annie dijo...

Creo que si hay una forma de medir como baja el raiting cuando hay comerciales, yo me pongo a verlos y me río jajajajajaja.
Por cierto, también interrumpen la programación infantil (o sea, caricaturas) y empiezan desde las 6 de la mañana. ack! puro pedo que no vi las noticias. jajajajaja

saludos^^

Rafael Merino Isunza dijo...

Como siempre acabamos jodidos, por hacer o por no hacer. Es aquí cuando ese simbolismo de los años 10 toma “fuerza” y pareciera inevitable recurrir a eso que ya nos es familiar y que después de algunos años será motivo de festejo.

Don Isteri dijo...

El asunto mi estimado rufus, es que no fue ni el Ife ni los partidos quienes se inventaron el chistecito, fueron las televisoras que están harto enojadas porque ahora tienen que ceder el espacio en radio y tele, mientras que antes se enriquecían con la publicidad política.

De acuerdo con Gatusa

pd. Con todo y que son hatos los comerciales, el tiempo aire es mucho muuuucho menor al de las campañas de hace 3 años, o qué ya nadie se acuerda que teníamos a Felipe Madrazo y Peje en todos lados, más que ahora???

NTQVCA dijo...

Las televisoras solo van a pasar la información que les conviene, hoy escuchaba que las cabezas de los noticieros e quejaban de que los hicieran pagar por cumplir la ley...
yo me haría tambien unas playeras como las de tus amigos, y pasearia asi por toda la ciudad.
Gracias tambien a Générique.
saludos

Cynthia Ramírez dijo...

"Nuestro repudio a la clase política con una vigorosa abstención" ja,ja,ja Por Dios! Tu crees que les importa? Qué les impacta en algo? En NADA! les vale madre!

Los partidos reciben dinero con base en el padrón electoral (multiplicando el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por el 65 % del salario mínimo diario vigente para el Distrito Federal) y con esto no estoy sugiriendo un suicidio masivo para que les toque menos lana...Lo intersante es que el dinero que reciben tuviera relación con el # de gente que vota, ahi sí, por lo menos se preocuparián de que la gente acuda o no a las urnas...

Saludos!