jueves, 11 de noviembre de 2010

Por ejemplo: Sofía Coppola y Alejandro González Iñarritu

¿Por qué conmueve más una historia sobre gente nice que vive en hoteles de diecisiete estrellas y viajan a Milán y juegan Guitar Hero, que otra historia sobre un jodido catalán con cáncer en la próstata, regenteador de indocumentados chinos que mueren encerrados en un galerón sin ventilación? ¿Por qué hay más compenetración con una estrella de cine idiota, arrogante, pitofácil, que con un traficante de piratería que habla con los muertos e insiste en ver el cuerpo embalsamado de su joven padre? Y ya más insidiosos, ¿vale la pena apreciarlo desde lo meritorio de los autores, gringa-hija-de-papi-Monster, que se le retorció el colmillo fílmico desde antes de dejar la teta, o mexicano-empeñoso-si-se-puede que se ha encumbrado al jet set festivalero hasta ser mentado como un "ciudadano del mundo"? Pero uno ve al Uxbal de Biutiful y no le cree nada, lo conmovedor nace del remordimiento ético y por eso se sale de la sala de cine pensando: "la vida está muy cabrona y hay que darle gracias a Diosito Santo porque nos dio casa-comida-y-sustento, no le aunque que sea en el sexenio tan deplorable de Felipe Calderón". Y uno ve al Jhonny Marco de Somewhere y no dice nada, si acaso se antoja tener una hija, hacerle avioncito y empacharla con helados de todos sabores hasta que se quede dormida.
Y ojo que eso tampoco hace mejor a uno u otro director, cada quien sus recursos y sus temas, sus habilidades y limitaciones, los mundos que ha decidido contar, reflejos de los mundos que les han impactado y los ha hecho ser quienes son. Pero denme chance de la salvedad: incluso toda hija bonita, pésima actriz pero consentida de papi, acostumbrada a las luces y al sinsentido desolado de las luces, Sofía Coppola sabe de qué está hablando cuando su protagonista se coge a rubias de molde en el hotel y después se mira incómodamente con su hija, a la hora del desayuno. Mientras que Alejandro González reconoce su historia desde el espanto que le da imaginar gente pobre pobrísima, haciendo esfuerzos inútiles inutilísimos, mensaje chairo subyacente y gesto engolado ante la tristeza de la miseria humana. O ya, más concretito: nos guste o no su mundo, Sofía Coppola hace un ejercicio de honestidad, de su identidad. Mientras que González Iñárritu nomás nos está viendo la cara.

Luego hago comentarios de cada peli en particular, pero fue la idea de botepronto que surgió tras salir de la sala de cine. Y pus, y pus, pus dicen que hay que actualizar constantemente los blós, que no?


9 comentarios:

La mar chiquita dijo...

Otra vez las limitaciones del decir (ya habíamos hablado de esto cuando el post de Jaime López). Si nos fuera dado hablar sólo de lo que vivimos, ¿cuál sería la gracia de generar un mundo posible, lógico en sí mismo? ¿Cuál sería el artificio?
Vale contar una historia de lo que uno es, pero también vale contar la del otro. ¿Por qué no? ¿Quién le quita a Buñuel Los Olvidados?

dèbora hadaza dijo...

a mi me encantó Biutiful, y si me conmovió, y cuando usté dice cosas así como que no le creyó nada a Uxmal me siento tan tan tan tan mal, porque seguramente es gracias a mi ignorancia del septimo arte que puedo conmoverme con personajes tan "no creibles".

chas señor rufián me hace dudar de mis instintos

Aniuxa dijo...

Publiqué esto en mi facebook...

Y me dejaron estos dos comentarios:

Edwin Arévalo; bueno ya me ahorre los $15 para ver la peli. Ya se como termina :)

Raul Sabo: Porque Iñarritu en realidad es un farsante, el no ha vivido lo que cuenta, lo cuenta para conmover pero le falta escencia a sus peliculas. Él hace paliculas para estar en la mirilla, no las hace porque las sienta.
En cambio la Coppola, esta retratando su vida, una vida muy nice, pero ella si ha vivido eso y lo cuenta con carnita... finalmente esta sacando al sol la relacion con su padre. Poco interesante pero bien contada cinematográficamente.

Neurotic Marianita dijo...

Lo que yo nunca entendí de Biutiful es si se hizo en España porque el presupuesto es de allá, porque fácilmente pude imaginarme a Uxbal-GaelGarcía en Tepito con el policía-corrupto-JesúsOchoa y la esposa-drogadicta-AnaDeLaReguera... pero no, tuvo que ponerse cosmopolita porque como ya había hecho Babel con Brad Pitt pus como...

Botica Pop dijo...

el problema con el trabajo de iñarritu es que se siente falso casi siempre. y lo peor es que podría ser (podría ser) verdadero, pero se SIENTE falso.
como cuando nos contaron que todo mexico se identificaría con amores perros. y luego resulto que el mexico de iñarritu eran dos polos extremos y ya.
a mi no me gusta el cine del negro, porque todos sufren tanto, y caen en los pozos más profundísimos de la desgracia, y eso respecto a "conmover" es un truco barato de telenovela de televisa mientras que lo de la niña coppola, mucho más sutil, es también mucho más humano. porque pongamos perdidos en tokyo y el momento en el que escarleta y murray están en la cama y él le agarra el pie desnudo... ese momento tiene más verdad que todas las lágrimas de vanessa bauche juntas.

Mr. Indian Couhg Syrup. dijo...

Iñarritu siempre le vió la cara a lo que se dejó, él sólo aprovechó la oportunidad y el público lo puso en un nicho, ahora que ya no dá risa su chiste, pica decir lo falso que es, cuando siempre lo ha sido, si por algo hay que "condenarlo" es por repetir la misma fórmula una y otra vez, como juego en la feria, ya sabes como empieza y como termina todo lo que hace.

Por cierto, aquí sólo comentan chicas?

Un saludo!

Paxton Hernandez dijo...

Excelente.

Mujer Maravilla a la Mexicana dijo...

UYYYYY Ese es un TEMA.
Siempre me he preguntado ¿Por que no hay una Srita Sunshine hecha en México? ¿Por qué siempre hay un Amores Perros, Y tú Mamá también, Sexo Pudor y Lágrimas, Rojo Amanecer, Las Pochianchis, Un lugar sin límites, Profundo Carmesí(No estoy segura de estos títulos)?
Creo que les gana, les gana esa ansía de probar cosas al mundo, o más bien utilizan esos temas como lugar seguro, un tema fuerte es más sencillo de desarrollar. Un tema con análisis de seres humanos donde no hay narcos, violaciones, donde simplemente se tenga que mostrar de forma sencilla una vida cotidiana, con todos sus encrucijadas creo que es más difícil.

De todoooos creo que el único es Guillermo del Toro.

Mrs. Le Fanu dijo...

No te digo que es algo que ya habíamos platicado porque seguro ni te vas a acordar :( (todavía estoy resentida contigo... hasta que nos volvamos a ver y me digas que si como no que si te acuerdas y me prestes libros :P) pero si.. cuando menos las películas "plásticas" son más sinceras puesto que todos saben que el único fin es pasar el rato.. no buscan que profundizes más que en una o dos cosas si es que se esmeran y si no, vemos algo de la tallita de Chicas pesadas o algo por el estilo.. es peor cuando ambicionan hablar demasiado de un tema del que no conocen nada, porque finalmente Iñarritu es un buen director... pero. Así nomàs, con ese Pero que no nos acaba de convencer.

Ya me voy a pasar más seguido a leerte jeje
Besos